Dos titanes rivalizaron fuerzas sobre el dramático escenario de la vida. Un poderoso macho de jabalí, en acorazada carrera, el pánico crepitó su sangre bajo una tensa y gélida noche de febrero en la Sierra de la Culebra. En su caza, un descomunal macho de lobo se tornó como el elegido para derrotar a semejante Goliat. Amoladeras trazaron navajazos defensivos ante cohorte de carniceras y perfilados colmillos. El desenlace interpretaría agotamiento y resistencia, sangre y exhalación…agudo gemido y estertor, sobre la escarcha y bajo un cielo despejado de invierno. Tanto palpita la imaginación, que el corazón se agita atàvico.

3 (FILEminimizer)

Las dimensiones de las huellas denota el poderío de ambos contendientes (mano anterior del lobo 11,5 cm y pezuña jabalí 15 cm). Las de lobo distan entre ellas màs de 1 m, demostrando la acción del galope. En las persecuciones los lobos pueden llegar a alcanzar los 50km/h.

1 (FILEminimizer)

Más información sobre las presas del lobo:

http://www.lobisomenaturaleza.es/el-lobo-iberico/las-presas-del-lobo/

Google+